¿Se puede confiar en las clínicas dentales low cost?

En los últimos tiempos, han proliferado las ofertas en intervenciones y tratamientos en salud bucodental realizadas por algunas clínicas dentales (en su mayoría, cadenas) denominadas low cost. Están muy de moda, ya que su publicidad con precios realmente bajos es un muy buen gancho para el público. El principal problema reside en la falta de objetivos cumplidos que hace que, cada año, crezcan las demandas de consumidores con malas experiencias tratados en estas clínicas de bajo coste.

Esta publicidad engañosa que realizan a través de ofertas agresivas en el mercado de la odontología y el peligro que ello supone para el paciente está generando preocupación entre los profesionales del sector, como los que formamos la clínica Oliver & Alcázar, y ha llevado al Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) a lanzar una campaña para generar conciencia al respecto.

Bajo el eslogan “No abras tu boca a cualquier precio”, incide en la importancia de acudir a un dentista de confianza y fomentar una salud bucodental de calidad. Tal y como apunta un estudio realizado por el COEM, el 81% de los españoles tiene una opinión crítica sobre las cadenas dentales y los servicios que ofrecen, por lo que es preciso informarse bien antes de contratar un servicio de salud bucodental.

¿Cómo diferenciar una clínica de confianza de una low cost?

Aunque desde el COEM ofrecen un interesante y práctico decálogo de buenas prácticas, desde la Clínica Oliver & Alcázar, avalada por 30 años de experiencia en el cuidado de la salud bucodental, te damos algunas claves que marcan la diferencia.

  • Las clínicas low cost, con el objetivo de obtener un gran número de clientes que reporten un sustancioso beneficio, prometen cosas que luego no son reales. A través del trabajo de comerciales profesionales (y no de dentistas) consiguen enganchar a los pacientes gracias a una persuasión eficaz y a precios llamativamente bajos, los cuales, al final, no lo son tanto, pues la “mano de obra”, anestesia, implantes, tratamientos adicionales, impuestos… la factura se acaba disparando. Y, al final, se cumple el dicho popular: lo barato sale caro.
  • A diferencia de otros odontólogos, los doctores que integran las consultas low cost no cuentan con la experiencia necesaria para realizar ciertas intervenciones, como la colocación de implantes de carga inmediata, para las que hay que estar muy formado y tener un bagaje como profesional importante de forma que el resultado sea óptimo.
  • Relacionado con el punto anterior, el material de los implantes que emplean estas clínicas no es de buena calidad. Por el contrario, en nuestra clínica Oliver & Alcázar vienen con un certificado de máxima calidad y están fabricados en Suiza.

dent04-1024x568

En nuestra clínica estamos acostumbrados a recibir numerosos pacientes a los que hay que tratar por problemas generados como consecuencia de haberse sometido a intervenciones o tratamientos en estas clínicas low cost, por lo que podemos corroborar que es cierto este problema del que hablamos en este artículo.

En definitiva, recomendamos a los pacientes buscar, ante todo, garantía y seguridad en una clínica dental, lo que les dará la confianza necesaria para ponerse en manos de sus profesionales y ver sus problemas resueltos y objetivos cumplidos. Si quieres información, contáctanos, en Oliver & Alcázar resolveremos todas tus dudas sin compromiso. ¡Estamos encantados de ayudarte con tu problema de salud bucodental!

Search

Categorías

Servicios

Pide Cita

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Bienvenido a Oliver & Alcázar
👨🏻‍⚕️ ¡Hola! Si tienes cualquier duda, o bien deseas pedir cita, puedes escribirnos a nuestro chat de Whatsapp.